Cómo gestionar oficinas en alquiler

Cómo gestionar oficinas en alquiler paso a paso

En el caso de que seas propietario de oficinas, puedes ponerlas en el mercado del alquiler para tratar de obtener altas rentabilidades. 

Las viviendas son cada vez más pequeñas y hay personas que teletrabajan y que realmente no pueden hacerlo en casa, en muchas ocasiones por falta de espacio o porque no están a gusto. 

Esto hace que cada vez más personas decidan alquilar una oficina. También es interesante a la hora de lanzar un nuevo proyecto o marca al mercado, porque permite llegar a más personas. Cualquier cliente va a poder acudir a tu oficina. 

Una vez decidido que quieres alquilar tus oficinas. ¿Por dónde empezar? Digamos, que son muchos los pasos a seguir. Vayamos uno a uno.

Puesta a punto de la oficina

Si vas a alquilar la oficina, la puedes alquilar con o sin muebles. En cualquier caso, la base debe ser buena. Es decir, es importante que la luz y el agua funcionen y que le hayas dado un buen lavado de cara previamente, para que se vea en buen estado. Al menos una buena mano de pintura

También es importante que antes de alquilar la oficina destines un poco de presupuesto a reparar cualquier desperfecto, porque son esas pequeñas cosas que pueden tirar hacia atrás al potencial inquilino.

En definitiva, debes hacer una especie de puesta a punto más básica o menos en función de la idea que tengas. También dependerá del tipo de inquilino al que te dirijas. No es lo mismo una persona que va a teletrabajar que un emprendedor que quiere montar su negocio en dicha oficina y quiere darle su toque. 

La importancia de anunciar la oficina

Para que la oficina se alquile lo antes posible, es importante que lo publiques a través de todos los medios que puedas. Por ejemplo, no puede faltar en el portal de Idealista, para darle mucha visibilidad y que los potenciales inquilinos encuentren tu oficina para alquilar.

Recuerda que las fotografías son lo único que ven los interesados antes de decidir si van a ver o no la oficina en persona. Por eso es fundamental que saques buenas fotos, donde todo se vea limpio y recogido.

La descripción también es vital, porque debes enumerar todas las características del inmueble. Por ejemplo, los metros cuadrados, la ubicación, los servicios, etc. 

También deberás indicar si la oficina está o no amueblada. Esto puede ser muy importante para las personas que la busquen de una forma o de otra.

Conoce el precio de alquiler medio en la zona

Otro dato fundamental es que conozcas lo que quieres cobrar por tu oficina. Puedes hacerte una idea analizando el alquiler medio de las oficinas en tu zona, salvo que ofrezcas algo de más valor, que podrás pedir mucho más.

Normalmente, el precio lo fija la ubicación, los metros cuadrados de la oficina y los servicios. Por ejemplo, si tiene baño.

Búsqueda y selección del inquilino

El alquiler funciona bien y eso hace que muchos propietarios se enfrenten a lo que llamamos “un proceso de selección del inquilino”. Al tratarse del alquiler de una oficina, es importante que hables con el potencial inquilino para ver si su tipo de negocio es viable en su inmueble

También es importante que compruebes que el inquilino es solvente, para asegurarte de que puede pagar las mensualidades. 

Contrato de arrendamiento

Para alquilar la oficina, el contrato de arrendamiento es fundamental. A diferencia de lo que pasa con las viviendas, para este tipo de contratos no solo entra la Ley de Arrendamientos Urbanos, también lo que fije el código civil. 

En este tipo de alquileres también se puede negociar un periodo de carencia en el caso de realizar obras o trámites antes de abrir la oficina. 

La gestión del alquiler de oficinas más fácil con Rentger

Estos puntos son fundamentales para que consigas la máxima rentabilidad por tu oficina y que todo salga bien. Claro que, también necesitas tener a mano un software que te dé la posibilidad de gestionar fácilmente y cómodamente tus alquileres, también de oficinas.

Con Rentger podrás estar al tanto de todo; de los ingresos y de los gastos que te generan tus oficinas alquiladas. Así conocerás la rentabilidad real de este producto en todo momento. También puedes acceder a modelos de contratos para que no tengas que preocuparte por los aspectos legales.

De hecho, las oficinas se caracterizan por ofrecer altas rentabilidades, por eso es un producto tan interesante a considerar. 

¿Te ha quedado alguna duda?

Autres articles intéressants :